jueves, 5 de marzo de 2009

Empieza a vivir una vida consciente

“Lo más difícil de aceptar para un ser inteligente, es que su existencia pueda ser inútil” (Abel Desestress)

"Empieza a vivir una vida consciente.
Haz lo que estás haciendo,
pero hazlo como si fueras un testigo de ello:
obsérvalo,
continúa observándolo en silencio.
No te pierdas en medio de las cosas;
permanece alerta,
permanece distante.
Empieza con las pequeñas cosas:
caminar por la calle,
comer,
tomar un baño,
coger la mano de un amigo,
hablar,
escuchar;
pequeñas cosas,
pero permanece,
recupéralo otra vez,
encuéntralo otra vez.
Esto es lo que el Buda llama plena atención,
lo que Gurdjieff llama recuerdo de sí.
Continúa recordando que eres un testigo.
Al comienzo es arduo,
duro,
porque nuestro sueño es prolongado.
Hemos dormido por muchas vidas;
nos hemos acostumbrado a dormir,
estamos roncando, metafísicamente.
Es una cosa difícil,
pero si lo intentas,
poco a poco
un rayo de atención empezará a entrar en tu ser.
Es una posibilidad;
difícil,
pero posible,
no es imposible.
Y es lo más valioso que hay en la vida".